Nuestra primera singladura…

Nervios en casa, llego de trabajar y me pongo a comer, el crio esta muerto por salir a la mar, apenas acabo de comer nos vamos a la embarcación, le pongo un chaleco (por si acaso) pasamos en el bote de un amigo hasta el fondeo, subimos a bordo, llevamos una garrafa de gas-oil y rellenamos el deposito de combustible, hacemos las comprobaciones de rigor, niveles, grifos etc, accionamos el cortacorrientes tiramos de puesta en marcha y arranca a la primera, dejamos el motor en marcha mientras encendemos la emisora y el GPS-plotter, preparamos las cañas que me compré en el Lidl y unas caceas para la Xarda (caballa), hoy vamos a cacear un poco, es la primera vez que nos vamos a hacer a la mar y quiero probar el motor y los aparatos electrónicos, a ver que tal van, cuanto consume … etc, no vamos a ir muy lejos por si acaso falla algo, es la primera vez que vamos a salir toda la tarde y no quisiera tener problemas.

 

Comprabamos dirección del viento y corrientes, para ver que amarra soltamos primero, primero la de popa, tenemos viento y corriente de proa, y definitivamente la de proa, actuamos sobre el morse y nos ponemos en marcha, sonrisas de oreja a oreja de ambos, nos miramos y veo la felicidad en sus ojos, enfilamos la bocana de la ría y marco en el GPS un waypoint, para tener marcado el regreso, la mar esta como un plato, parece una balsa de aceite, le digo al crio que pilote un poco mientras largo los aparejos de pesca, motor a ralentí, pongo la sonda a funcionar, enfilo rumbo a la playa y le dejo los mandos, esta vez ya no son sonrisas, son carcajadas…

Largo los aparejos y vamos recorriendo la playa que queda al oeste, a ver que tal responde el crio, de momento no se marea, miramos la sonda y no nos marca peces, escuchamos conversaciones por radio de otras embarcaciones y parece que nadie pesca, la verdad es que no es el momento idoneo, no acompaña ni la merea, ni la mar, ni la luna (tablas sololunares), recorremos la playa sin una sola picada, cambiamos las cucharillas de la Xarda por señuelos para la roballiza y enfilamos rumbo a unos petones que hay cerca de una playa que queda al este, donde solemos bañarnos por el verano, cuando llegamos hay dos embarcaciones más fondeadas enfrente de los petones, son buceadores que están haciendo pesca submarina, hoy aquí no pescamos nada con estos tipos fusilando todo lo que se menea, recorremos la playa y efectivamente no pescamos nada, así que levantamos los aparejos, rumbo a la bocana y pa casa.

 

El crio se comportó, nada de juegos, no se mareó, que era lo que más me preocupaba, y la embarcación y los aparatos electrónicos se comportaron también, no pescamos nada, pero nos salió todo muy bien, estoy orgulloso de la compra que hemos hecho. La próxima vez escogeremos mejor el día y los lugares de pesca, llevaremos cebo en vez de señuelos, y a ver si se da bien la pesca.

Anuncios

~ por belenos en mayo 14, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: