Historia de una ilusión…

Dicen que las embarcaciones sólo te dan dos alegrías, una cuando la compras y otra cuando la vendes… hay que joderse con la sabiduría popular. De momento a mi todavía no me ha dado ninguna. Si, he comprado una embarcación, la ilusión más intensa que he tenido en mi vida, mucho mayor incluso que cuando me compré mi primer coche (exceptuando claro, cuestiones personales, hijos, amores etc.), pero parece que todos a mi alrededor conspiran para amargarme la fiesta, todavía no he recibido ningún comentaria del tipo “Chapeau tio, lo has conseguido, disfruta y se feliz”. Todos a mi alrededor me estan diciendo que antes de un año la embarcación estará de nuevo en venta, que he cometido una locura, mi mujer, mi madre, todos en general. Pues se van a joder y aunque sólo sea por cabezonería la voy a disfrutar, ¿que saben ellos de mi?, ¿cuando se han preocupado por mi?, ¿cuando han hecho algo por mi?. Esta es la historia de una ilusión, perseguida desde hace mucho tiempo.

Jueves Santo de 2008, me desplazo a Galicia a ver una embarcación que había localizado por internet, hace tiempo que persigo este sueño, y ahora dispongo de medios (no todos los que yo quisiera) para poder conseguirlo. Me pongo en camino y en tres horas estoy en el pueblo, busco donde aparcar el coche y lo dejo delante de una capilla, llamo por telefono al señor que la vende, le digo donde estoy y me dice “joder, espera, que salgo ahora, estas enfrente de mi casa”; miro al otro lado de la calle y veo salir de una casa a un señor mayor, como de unos 75 años que me saluda con la mano, cruzo la calle y nos damos un apretón de manos, nos presentamos y pasamos a la parte posterior de la casa, es una huerta donde hay dos embarcaciones sobre unos carros de varada, una es la que yo fui a ver. El señor me cuenta la historia de la embarcación, dice que tiene dos y que ésta, que es la mayor, la vende porque a su edad ya no esta para andar pendiente de ella, le cuesta trabajo pasar a proa y con el bote con fueraborda le sirve para ir a pescar cuatro veces al año, aparte de ser para él mucho más cómodo, la compró su hijo pare él, en Barcelona, está destinado alli, es mecánico naval en un remolcador de altura en Tarragona. Le reviso el casco, esta sucio, lleno de caracolillo, pero en buen estado, necesita rascar, limpiar y una buena mano de antifouling, la embarcación tiene un aspecto imponente, 6,05 mts de eslora y unos 2,40 de manga, subimos a bordo y pasamos al interior; en el interior hay una doble cama tipica, una cocina de gas y un baño, que estan fuera de la nueva norma para embarcaciones de recreo, ya que no tiene estractor de gases ni depósito de aguas negras, se lo hago saber al señor y le pregunto si tiene la ITB pasada, me dice que no, pero que no me preocupe, que si llegamos a un acuerdo él se encarga de pasarle la ITB y hacerle todo lo necesaria para que esté en regla. Miramos el compartimento del motor, un motor diesel de 48 cv intraborda, tiene muy buen aspecto, le quitamos la tapa del filtro marino, metemos una manguera con agua dulce y lo arrancamos, suena muy bien, ningún ruido raro ni humos extraños, parece impecable, en general me gusta, es mas o menos lo que yo buscaba dentro de un precio razonable, comenzamos a regatear, el señor es un regateador nato, además gallego, se ganaría bien la vida vendiendo alfombras en Marruecos, después de varias ofertas y contraofertas, el hace como que duda (que buen actor) y yo como que me voy (que buena interpretación también) y llegamos a un acuerdo, ya es mia, ya tengo embarcación…

El Lunes día 1 de abril me manda la embarcación por un camión como habíamos quedado, es un hombre de palabra, ya ha pasado la ITB y me manda la documentación por el camionero, él también se fía de mi, todavía no he soltado un duro. Tengo planificado dejarla en casa de mi suegra para hacerle yo lo necesario (pintar antifouling y cambios de aceite y filtros del motor), preparo unos calzos para dejarla sobre ellos y busco una grua que me la descargue, pero llama el camionero sobre las 7 de la tarde y me dice que no puede llegar hasta el martes por la mañana porque tiene que hacer el descanso reglamentario (no le da el tacografo para más) que me llama por la mañana… todo el proyecto al carajo, en casa de mi suegra empiezan a poner pegas, ¿y quien la descargará mañana? (Yo tenía que trabajar y no me puedo ausentar de mi trabajo), tienes que descarla más arriba, para dejarnos paso suficiente a la huerta y al pozo (todo esto en una finca de 2500 metros cuadrados, ¿no habrá sitio?), total, que veo que me empiezan a sacar el culo y decido que pedir favores a nadie, llamo a un primo de mi mujer que tiene una nautica y me responde que estan a tope, no hay ni un sitio más, hay que joderse que vengativa es la gente cuando no les haces la compra a ellos, pues a tomar por culo, me busco un astillero que hay cercano, les pregunto para descargarla y hacerle lo necesario y que encantados de la vida, y más barato que el pariente de mi mujer.

El martes llama el camionero para que le indique donde descargarla, ya ha llegado a mi ciudad, le pregunto que donde está y me dice que delante de la puerta de un astillero que tiene una grua azul, joderrrr…… pues nada, que está delante del astillero donde la pretendía descargar (Otra señal, que diría mi amiga Candela, jajajjaja). El miercoles hago la transeferncia bancaria a su anterior dueño como habiamos quedado, (yo también soy de palabra) e inicio los tramites para transferirla a mi nombre. Lo primero es ir al registro de la propiedad (a la oficina liquidadora) con el contrato de compraventa firmado por comprador y vendedor y una copia del mismo, llevar dos fotocopias compulsadas de los DNI, cubrir un impreso y pagar el 4% del valor estipulado en el contrato en una entidad bancaria, al dia siguiente te devuelven el contrato sellado por la administración y se quedan ellos con la copia. Con ese contrato te vas a Capitanía Maritima, llevas el Rol del buque, el certificado de navegación con la ITB sellada y favorable y dos fotocopias compulsadas de comprador y vendedor (me dijeron que no era necesario que estubieran compulsadas) cubro un impreso para el cambio de titularidad y para las tasas (16,38 €) y otro para el cambio de nombre, no me gusta el que tiene y le voy a poner el nombre de mi hija mayor (otros 16,38 €), voy al banco, pago las tasas y les devuelvo en Capitanía los resguardos, y al día siguiente ya tengo en mi poder toda la documentación, ahora sólo me falta despacharla, que me pongan en el rol el nuevo nombre y el nuevo propietario, pero voy a esperar unos días porque voy a cambiarle la emisora de VHF por una con DSC, que será obligatorio en 2009 y así ya me la meten en la documentación, todo de una vez.

Este es el principio de una historia, que comenzó siendo una ilusión y ahora es una realidad, dicen que el que la sigue, la consigue. Seguiré informando de todos los avatares de mi historia, la botadura, la primera travesía, el primer pez…..

Anuncios

~ por belenos en abril 8, 2008.

2 comentarios to “Historia de una ilusión…”

  1. Hola, como al parecer nadie te felicita lo haré yo aunque acabo de llegar al blog, felicidades por ese barco!! jeje. Ya me gustaría a mi tener algún dia uno igual. Yo me he comprado hace poco uno ‘parecido’, un kayak, y la historia me suena…, al final tuve q guardarlo en casa de mi novia a 28 km de mi casa pero bueno… por lo menos tenemos embarcacion :D.

    Un saludo!.

  2. Muchas felicidades: un barco es un barco y no cualquiera; en horasbuenas desde una ciudad a 2000 o más kilómetros sobre le nivel del mar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: